El mundo de la salud es uno de los más exigentes y dinámicos. La evidente complejidad de servicios en salud crece espoleada por los avances conseguidos por la innovación terapéutica y tecnológica que permiten mejorar la eficacia de tratamientos e intervenciones de un modo sorprendente. Esto conlleva que, a su vez, la demanda social en salud aumente en progresión geométrica, alimentada por las expectativas generadas por las nuevas tecnologías, que tratan de dar respuesta a problemas como el envejecimiento de la población y la cronificación y estabilización de muchas patologías graves.

 

Sin embargo, en el lado de la oferta las cosas ocurren de un modo distinto, puesto que las administraciones sanitarias no están incrementando al mismo ritmo los recursos y conocimientos necesarios para afrontar esta realidad, lo que está abriendo la brecha en la asimetría en la información, lo que genera insostenibilidad a largo plazo en base a tres fenómenos básicos: intoxicación innovadora (mucho de lo que se ofrece como innovador realmente no lo es), reducción generalizada de los recursos públicos disponibles por el deterioro del tejido productivo, y manejo inadecuado e ineficiente de la información.

 

En este escenario, se hace preciso encontrar las herramientas que permitan un acercamiento real en las posturas de los agentes del Sistema Nacional de Salud, haciendo posible y viable técnicamente la implantación de nuevas fórmulas de contratación pública sanitaria que, al hilo de lo dispuesto por la nueva normativa nacional y europea, permitan la mejora global de la eficiencia en el gasto público.

 

Lentisco está liderando el proceso de modernización de la compra pública sanitaria, impulsando y desarrollando nuevos modelos de contratación que permitan incrementar la calidad de la prestación sanitaria sin comprometer la sostenibilidad del sistema. Sin embargo, estos modelos requieren de un manejo de la información exponencialmente superior al que se ha venido utilizando hasta ahora. Sólo la tecnología permitirá localizar y eliminar gaps e ineficiencias que, como en el caso de una moderna terapia celular, permita atajar el problema por recóndito que sea.

 

Por ello, Lentisco ha reunido sus conocimientos y su experiencia en Contratación Pública y Desarrollo tecnológico para desarrollar una familia de herramientas informáticas basadas en la minería de datos (Big Data), puestas a disposición de administraciones y empresas, que permitirán dar el salto cualitativo y cuantitativo que el sistema de salud requiere para el logro de los siguientes objetivos:

 

OBJETIVOS


Posibilitar el cambio de la compra por referencias a la compra de soluciones o resultados.

 

Analizar, tratar y utilizar correctamente la información relevante que abra ventanas de oportunidad para el ahorro en el gasto sanitario, causado por las ineficiencias de estructura.

Reducir las asimetrías en el manejo de información entre oferta y demanda sanitaria.

 

Facilitar y posibilitar la operatividad de un amplio catálogo de definidores e indicadores que abran la puerta a nuevas formas de gestión sanitaria basada en resultados.

 

En suma, hacer posible el mantenimiento del actual ritmo de demanda de la calidad y cantidad asistencial, permitiendo, a la vez, ahorros estructurales y reducción de costes de oportunidad cada vez mayores para la Administración sanitaria que hagan posible su sostenibilidad.

 

 

La ejecución de la prestación, el seguimiento de la actividad, la medición de parámetros, el acatamiento de protocolos, el cumplimiento de objetivos, etc. son algunas de las utilidades que pueden obtenerse con este clase de desarrollos.

 


 

Con las ideas claras y en base a alcanzar estos objetivos, Lentisco presenta ATLAS HEALTH METRICS, una familia de soluciones de análisis y tratamiento de la información totalmente parametrizables y construidas a medida para cada circunstancia, necesidad o funcionalidad, que, en diálogo constante con todos los elementos tecnológicos actuales de la Administración y las empresas permita fundamentar un nuevo modelo de relación entre los actores de la sanidad española, bajo el soporte del Internet de las cosas y el Big Data.